shaker.umh.es menu
CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com



Estudio de lípidos.

1.- Introducción

Denominamos lípidos a un conjunto muy heterogéneo de biomoléculas cuya característica distintiva, aunque no exclusiva ni general, es su insolubilidad en agua, y su solubilidad en disolventes orgánicos (benceno, cloroformo, éter, hexano, etc.).

Los lípidos pueden encontrarse unidos covalentemente con otras biomoléculas como en el caso de los glicolípidos (presentes en las membranas biológicas), las proteínas aciladas (unidas a algún ácido graso) o las proteínas preniladas (unidas a lípidos de tipo isoprenoide). También forman asociaciones no covalentes con otras biomoléculas, como en el caso de las lipoproteínas y de las estructuras de membrana.

Una característica básica de los lípidos, y de la que derivan sus principales propiedades biológicas es la hidrofobicidad. La baja solubilidad de los lipídos se debe a que su estructura química es fundamentalmente hidrocarbonada, es decir, con gran cantidad de enlaces C-H y C-C. El agua, al ser una molécula muy polar, con gran facilidad para formar puentes de hidrógeno, no es capaz de interaccionar con los lípidos. Adopta en torno a ellos una estructura muy ordenada que maximiza las interacciones entre las propias moléculas de agua, forzando a la molécula hidrofóbica al interior de una estructura en forma de jaula, que también reduce la movilidad del lípido. Todo ello supone una configuración de baja entropía, que resulta energéticamente desfavorable. Esta disminución de entropía es mínima si las moléculas lipídicas se agregan entre sí, e interaccionan mediante fuerzas de corto alcance, como las fuerzas de van der Waals. Este fenómeno recibe el nombre de efecto hidrofóbico.

2.- Clasificación

La heterogeneidad estructural de los lípidos dificulta su clasificación sistemática.

El componente lipídico de una muestra biológica puede ser extraído con disolventes orgánicos y sometido a un criterio empírico para clasificar sus componentes, este criterio es la reacción de saponificación.

La saponificación consiste en una hidrólisis alcalina de la preparación lipídica (con KOH o NaOH). De esta reacción resultan lípidos derivados de ácidos grasos dan lugar a sales alcalinas (jabones) y alcoholes. No todos los lípidos presentes en una muestra biológica dan lugar a este tipo de reacción. En consecuencia podremos hacer una primera gran división entre lípidos saponificables y no saponificables.


2.1. Lípidos saponificables

Ácidos grasos saturados, insaturados y derivados.

Eicosanoides: prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos.

Lípidos neutros: acilgliceroles y ceras.

Lípidos anfipáticos: glicerolípidos y esfingolípidos.


2.2. Lípidos no saponificables
  • Terpenos:
    • Retinoides.
    • Carotenoides.
    • Tocoferoles.
    • Naftoquinonas.
    • Dolicoles.
  • Esteroides:
    • Ácidos y sales biliares.
    • Esteroles.
    • Hormonas esteroideas: estrógenos, andrógenos, gestágenos y corticoides.

Enlaces a otros sitios web dedicados al estudio de lípidos y artículos sobre clasificación y nomenclatura de lípidos

Créditos

Dr. José Manuel González Mañas. (Unidad de Biofísica-UPV)

Dra. Pilar Roca. (Universitat de les Illes Baleares)

Dr. José Antonio Encinar. (IBMC-UMH)